La Sombra de Pranthas por Rayco Cruz - La Creación

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Sobre el Principio
Sinopsis
«—Me llamo Árgoht Grandël y vengo de Meledel. No me llaméis brujo. Lo que yo hago no tiene nombre ni merece etiqueta. No acepto vasallaje ni me postro ante hombre o mujer alguna. Hago mi trabajo de forma rápida y limpia. Cuando haya cumplido mi cometido, recogeré mi pago y no me volveréis a ver. Jamás. Una vez haya terminado, no quiero agradecimientos. Con el pago estaremos en paz y no quedará entre nosotros deuda alguna. Éste soy yo y éstas son mis condiciones».
Una sombra ha sembrado de cadáveres la tranquila aldea de Pranthas. El rey Yurt decide recurrir a los servicios del polémico hechicero Árgoht Grandël para descubrir y erradicar aquello que ha dejado desierta esa parte de su reino. Pero lo que el mago se va a encontrar en Pranthas es muy distinto de lo que se esperaba y, sin desearlo, se ve involucrado en una aventura que afectará incluso a su Destino. Gracias a sus habilidades y ayudado por inesperados compañeros, deberá desvelar el manto de sombras y mentiras que parece ceñirse sobre el reino de Ereth.
La sombra de Pranthas por Rayco Cruz
Mi opinión

Esta vez os quiero contar algo simpático que me ocurrió el otro día y obviamente guarda relación con este libro. Estaba yo paseando por las calles de Valencia, con mucho calor, mucho, y mi sentido de autoconservación me impidió mirar cualquier termómetro, pero eso no fue suficiente para mantener alejado la sensación de deshidratación que, poco a poco, obnubilaba mi maltrecha mente. Así, me decidí a buscar refugio en una cafetería. No es que me pusiese muy exigente dadas las circustancias, y la primera con aire acondicionado que encontré me pareció una inmejorable elección. ¡Menos mal! Nada más entrar, allí encontré a Sandra Adrián, escritora y amiga mía.
«¡Hola Sandra! ¿Cuánto tiempo sin vernos? Qué casualidad... Casi nunca entro en esta cafetería...», mentí, no quería que Sandra pensase que era un débil.
«¡Hola Alberto» me dijo ella. «Pues sí que hacía tiempo. ¿Qué tal?»
«Muy bien, con este calor necesito un café con hielo, ¿quieres uno?» Lo mínimo que podía hacer, para restablecer mi honor perdido, era ofrecerle algo de beber; además, Sandra sabe mucho de libros y no iba a dejarme escapar una buenísima excusa para pasar algo de tiempo allí dentro. «Si tienes tiempo charlamos un rato. Me acabo de terminar el libro que te dije: La sombra de Pranthas».
«Sí, iba a pedir uno, el calor es insoportable», es increíble lo útil que resulta el tiempo para iniciar una conversación. «¡Pranthas! Justo acabo de terminarlo también, las ideas del autor me han resultado interesantes».
«Dos cafés por favor, ¿nos los llevas hasta esa mesa de ahí? Gracias», dije al camarero, que por cierto no se le veía con muchas ganas de llevarlos, pero los llevó. Soy un tipo algo chapado a la antigua así que dejé pasar primero a Sandra y yo me senté de cara a la pared, como dicta el Galateo. «Sentémonos aquí, por lo menos hace fresquito. Me decías que las ideas de Rayco Cruz te han resultado interesantes. ¿Cuáles?»
«La que más la de la sombra. Me tuvo bastante intrigada hasta que llegas con Árgoth y descubres qué ocurre. Pero aun así, aun sabiendo lo que ocurre, me intrigaba el desenlace, necesitaba saber cómo se iba a resolver. ¿Qué te pareció a ti la sombra? ¿Y el mago protagonista? Yo lo he visto quizá un tipo demasiado soberbio...» para los que no lo sepáis, Sandra es amante del género de fantasía y tiene muy buen ojo crítico.
«La trama principal está muy bien» dos segundos hablando de libros y el calor había caído en el olvido, «y la idea que se esconde detrás de la sombra, reconozco que es de lo mejor del libro. Yo leí esta obra, sobre todo, por la presentación que hace el autor de Árgoth, magistral. Aunque creo que luego, durante el desarrollo de la historia es cierto que se vuelve un tipo bastante soberbio, sabelotodo, tiene una prédica para todos y, en algunos momentos, se vuelve algo molesto. También es verdad que, siendo la primera aventura del personaje, esta visión quizá cambie y madure en las siguientes. Una cosa que sí me ha gustado mucho es el lenguaje usado durante la narración».
«Sí, es muy fluido, a mí también me gustó» concordó Sandra. «Avanzas con rapidez y no se hace una lectura lenta».
Por fin trajeron los benditos cafés e incluso el hielo, decididamente el camarero no estaba por la labor. Después de refrescarnos la garganta, Sandra siguió:
«Lo que también me llamó la atención fue la espada. Cierto que Shernan ha sido el personaje que más me ha gustado al final, y que tuviera esa "misión personal"... Me gustó». Sandra cuando habla de lo que le apasiona, es muy directa, tiene las ideas claras y le van poco las medias tintas. «Yo lo veo una lectura para aquellos que quieran iniciarse en leer este género. Vocabulario fácil, pluma fluida, trama sencilla y con ideas muy guay... Y para lectores más como nosotros también, viene bien leer algo más ligero de vez en cuando».
Tenemos gustos parecidos los dos... bueno en tema de libros por lo menos, aunque yo soy algo más restrictivo en este caso.
«Sí, es cierto» le dije, «usa un lenguaje sencillo y directo, lo que ayuda a concentrarte en la trama. Shernan a mí no me ha llamado la atención en especial, la mayoría de los personajes me han parecido algo planos, pero como muy bien dices, este es un libro indicado, por encima de todo, a los jóvenes que quieran iniciarse en el género de fantasía. ¿Crees que leerás algo más de Rayco Cruz y su meledino?»
«Sí, quiero saber si Árgoth evoluciona como personaje y deja de ser tan... molesto como has dicho antes. Pero quizá más adelante. ¿Y tú? ¿Le darás otra oportunidad al mago?»
No tuve que pensar demasiado en mi respuesta: «Sí, decididamente, la forma de narrar de Rayco y el mundo que ha creado, aunque no aparece demasiado en esta obra, sí que ha despertado mi curiosidad. Como tú, yo también quiero saber la evolución de Árgoth y descubrir los secretos de su destino, el potencial es muy bueno...»
Me di cuenta que el camarero empezaba a mirarnos mal, y varios clientes esperaban junto a la barra. Por suerte, también Sandra se dio cuenta cuando dijo: «Totalmente de acuerdo».
«Bueno pues te dejo, tengo que irme ya» obviamente ya llegaba tarde a todo lo que tenía que hacer, algo muy normal en mí así que nos levantamos y me dispuse a pagar con Sandra a mí lado. Ella fue más rápida y acabó pagando antes que yo, a freír espárragos el Galateo y mi honor. «Ha sido un placer, como siempre» en esto fui totalmente sincero, «a ver si quedamos para hablar de libros y fantasía».
«Ha sido genial, nos vemos otro rato», el beso en la mejilla nadie me lo puede robar y con eso nos despedimos. Menuda suerte la mía, al final un rato sin calor, un café gratis y una charla super interesante sobre literatura de fantasía, eso es lo que me llevé y no por ese orden de importancia.
¡Ah! Y esta reseña que espero os haya gustado.

Antes de irme os dejo el enlace a la otra versión de este mismo diálogo reseña, el que ha escrito Sandra Adrián en su fantástico blog, leedlo si queréis saber todo lo que pasó durante nuestro encuentro...

Nos leemos.

Lo que más me ha gustado
 
El potencial del protagonista Árgoth Grandël y el mundo que lo rodea, la sencillez narrativa del autor y la rapidez con la que se lee esta obra son sin duda sus mejores bazas.
 
Lo que querría que mejorase
 
En realidad, creo que la mayoria de las cosas que yo veo a mejorar, harían de este libro un libro más indicado a los amantes de historias complejas y tortuosas. Por lo que cumple con mérito su función de historia introductora pensada para un público juvenil. Una cosa sí. Dejar de usar el sistema métrico decimal y la precisión temporal basada en segundos y minutos, a menos que se otorguen relojes de pulsera a los personajes, se puede hacer de otra forma y no es tan complicado. Para algunos histéricos como el que escribe, se nota y se agradece.
 
A quién lo recomiendo
 
Sin ser una obra maestra, no olvidemos que es la primera del autor, y eso siempre se nota, es un libro muy recomendable para los jóvenes iniciados en mundos de fantasía diferentes al nuestro. Sencillo de leer, poco exigente en materia de conocimientos pero cuya historia lineal te atrapa e intriga.
Contacto del autor
Publicaciones
Página web realizada por Alberto Juan Pessenda García.
Todos los derechos están reservados 2017.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal